Muchas personas suelen padecer de infecciones urinarias al menos una vez en su vida. Las complicaciones en la vejiga y uretra pueden ser dolorosas, y de no atenderse a tiempo pueden afectar el riñón. Afortunadamente, es posible evitar las infecciones urinarias.

Tomar agua

Más de una vez nos han dicho que es necesario tomar dos litros de agua al día, pero pocas personas hacen caso de tal recomendación. Sin embargo, es necesario saber que hacerlo nos ayudará a evitar este tipo de infecciones, ya que orinar constantemente nos permite “arrastrar” los gérmenes y sacarlos del cuerpo.

Por otra parte, aguantar en exceso las ganas de orinar es contraproducente porque mantener la vejiga llena promueve la proliferación de gérmenes.


Orinar después de tener relaciones sexuales

Al tener sexo los gérmenes pasan de una zona a otra, por lo que también se recomienda pasar al baño a orinar, aunque no se tengan ganas. Si es posible, te recomiendo beber medio litro de agua poco antes de tener relaciones sexuales para tener líquido en la vejiga que te permita orinar después.


Higiene

Es muy importante conservar una buena higiene en la zona genital para reducir las bacterias; sin embargo, evita los baños en tinas. Seca con una toalla limpia.


Cuidarnos de las infecciones en vías urinarias es posible si sigues estos tres consejos. Recuerda que, al tener molestias, lo mejor es acudir con un médico urólogo que te pueda dar un diagnóstico y tratamiento adecuados.